Entrevista con María Rey y Martin Christopher: Transforma tu supply chain en una dinámica red con la cuarta revolución industrial

Los gurús en logística y supply chain María Rey y Martin Christopher estarán presentes en la celebración de los 10 años del Logistic Summit & Expo (29 y 30 de marzo, Centro Citibanamex, Ciudad de México) para analizar una década de evolución de la logística en América Latina y los desafíos que enfrentan las industrias con las nuevas tecnologías de manufactura, el internet de las cosas y el cómputo en la nube.

En entrevista, los expertos internacionales nos dan un panorama de estos temas, sus reflexiones y consejos, como un adelanto de sus conferencias en el Congreso Internacional.

TRANSFORMACIÓN DE LA CADENA: REDES DINÁMICAS DE RESPUESTA A LA DEMANDA
María Rey, Principal de EY´s Advisory Services

Haciendo una retrospectiva de la logística en Latinoamérica, en los últimos 10 años, ¿cuál es su reflexión?
Latinoamérica está en conocimientos y experiencia al mismo nivel de la conversación mundial en temas de cadena de suministro y de gestión de las redes de abastecimiento. En esta última década el gap de experiencia y de adopción de tecnología realmente se cerró. Las firmas latinoamericanas han adoptado los estándares globales en procesos logísticos y de operaciones, han incorporado las mejores tecnologías en comunicaciones, soporte de decisiones y analítica. El nivel gerencial de los ejecutivos latinoamericanos en temas de SCM es del mismo estándar mundial, obviamente considerando a aquellos y aquellas ejecutivas que han estudiado y accedido a conocimiento global en prácticas líderes en sus sectores. El gran desafío mundial (no solo latinoamericano) es la adopción generalizada y no a dos velocidades y obviamente el gran desafío global, no regional, es la innovación en SCM.

¿Particularmente a México cómo lo encuentra?
Las empresas mexicanas son de primer nivel en desempeño de SCM. Las barreras de desempeño y de resultados son generalmente externas a las firmas y a su estrategia de SCM. Son barreras de infraestructura, de legislación, de corrupción o simplemente de falta de coordinación sectorial. Los ejecutivos mexicanos en logística, operaciones y gestión de cadena de suministro se destacan a nivel mundial en empresas multilatinas y multinacionales por su entendimiento de los principios fundamentales de SCM y de coordinación con los demás procesos de negocio. Hay desafíos interesantes en términos de justificación de las inversiones en tecnología y en analítica, pero son los desafíos normales de cualquier empresa a nivel mundial.

¿Cuáles son los factores de evolución que están guiando la transformación de las cadenas de suministro en redes dinámicas de respuesta a la demanda? Este concepto ya lo venimos oyendo desde hace un momento, ¿llegó el momento definitivo en el que hay que realizar esta transformación, por dónde empezar?
Son cuatro las fuerzas demoledoras de la SCM tradicional: 1. El entorno conectado y diciéndonos en tiempo real qué sucede en contexto, 2. El comprador omnicanal actuando 24×7 en todos los canales con baja predicción de su preferencia de canal y con las mismas expectativas de servicio y disponibilidad; 3. La economía compartida y de “gigs” (basada en plataformas de internet) donde las empresas pueden acceder a capacidad disponible externa que les permite bajar sus costos de servir sin inversiones adicionales de talento o activos, y 4. La avalancha de información y big data (estructurada y no estructurada) donde la necesidad de analítica cognitiva para toma de decisiones es fundamental para hacer sentido a lo que sucede en el mercado. Estas 4 fuerzas están todas basadas en la realidad inevitable desde el 2007 con la introducción de los smart phones y ¡la conectividad de 3.5 billones de humanos 24×7!

Me decía hace unas semanas una frase dramática: “La cadena de suministro está muerta” ¿Podría explicar un poco su afirmación? ¿Esto requerirá un cambio de mentalidad en los ejecutivos logísticos?
Los fundamentos de la gestión de cadena de suministro se basan en el balanceo de la demanda y de la capacidad existente. En el pasado el paradigma de demanda era que ésta era desconocida y el paradigma de la capacidad era que ésta era limitada. Estos dos paradigmas están siendo destruidos cada día. Los modelos de servicio directos a consumidor y comprador permiten a las empresas conocer y construir sus curvas de demanda en tiempo real. Es la inutilidad del pronóstico de demanda. Y la economía compartida y de los “gigs” (trabajos spot) permite liberar las restricciones de capacidad de la firma en cuanto a talento y activos. Ante este nuevo escenario, pensar en una cadena de suministro con demanda conocida y con capacidad no-restringida es la “muerte” de la SCM como la conocemos hasta hoy. Es el nacimiento de una nueva disciplina que busca gestionar esas redes internas y externas de respuesta a la demanda conocida. Son las RDD (demand response networks) que permitirán diseñar soluciones sostenibles a las necesidades del consumidor/comprador omnicanal.

SUPPLY CHAIN CONECTADA: LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL
Martin Christopher, Profesor Emérito de Marketing y Logística de la Cranfield School of Management en la Universidad de Cranfield, Inglaterra.

De cara al inevitable advenimiento de la digitalización, ¿cómo considera que están reaccionando las empresas en términos de sus estrategias en logística y supply chain?
Es evidente que las actuales cadenas de suministro no podrían operar sin contar, de una u otra manera, con el soporte de la tecnología de información. Sin embargo, la digitalización de las cadenas de suministro va más allá de la mera transferencia de datos a lo largo de la red. Los productos mismos se encuentran cada vez más digitalizados, o por lo menos, así ocurre con el inventario.
Una cadena de suministro digital también permite que los conocimientos se compartan y que se cree inteligencia a través del análisis de las cantidades masivas de datos generados en torno a las tendencias de la demanda, las características de los clientes y los cambios del competitivo entorno de los negocios. Este es el mundo de los “grandes datos” y de la evaluación analítica. Un mundo que hace posible el enlace de la inteligencia del mercado con la respuesta de las cadenas de suministro. Un mundo en el que esta inteligencia puede compartirse fácilmente de un extremo al otro de la red de la oferta y la demanda, a través de la utilización de plataformas de acceso compartido, basadas en la “nube”.
Si bien las cadenas de suministro fueron en gran medida físicas en su origen, hoy en día son predominantemente digitales. De hecho, quizás ha llegado la hora de denominarlas “cadenas de suministro digitales”, término que describe su forma de manera mucho más precisa.

¿Cuáles son los pilares de una verdadera conectividad end to end tomando en cuenta este concepto de Cuarta Revolución Industrial? ¿Es posible esta conectividad total?
Los volátiles mercados de hoy requieren la capacidad de responder con rapidez a cambios imprevistos tanto del lado de la oferta como del de la demanda. Las posibilidades de adquirir dicha capacidad de respuesta mejorarán en gran medida si se está dispuesto a trabajar cruzando los límites organizacionales, que a menudo representan la mayor barrera contra la agilidad y la capacidad de respuesta, en razón de la falta de conectividad con los demás socios de la red de suministro. Cuando las organizaciones integrantes de una red logran entre sí una estrecha conectividad a través de la información compartida y de la alineación de sus procesos, su capacidad para adaptarse y moverse con rapidez mejora de manera sustancial.
En efecto, en el tercerizado y globalizado mundo de hoy, las cadenas de suministro se han convertido en ecosistemas de oferta/demanda que deben adaptarse permanentemente a cambios que acaecen en un entorno más amplio. El problema radica en que, en muchos casos, las empresas han adoptado decisiones que las encerraron en cadenas de suministro estructuradas, inapropiadas en las actuales circunstancias. Por ejemplo, es posible que algunos años atrás una empresa haya tomado decisiones sobre la base de una estrategia de producción y abastecimiento considerada “óptima” en aquel entonces pero que —como resultado del traslado del “centro de gravedad” debido a las dinámicas fuerzas de la oferta y la demanda— hoy represente una solución que ya no funciona.

De pronto hemos estado escuchando por todos lados nuevos y modernos conceptos (revolución digital, internet de las cosas, nube, big data…) y pareciera que en estos momentos las empresas sólo estuvieran enfocadas y preocupadas en estos temas. ¿Cómo adoptar esta nueva mentalidad pero al mismo tiempo no perder el enfoque en las operaciones que los ejecutivos logísticos necesitan resolver en el día a día con o sin revolución digital?
Sin lugar a dudas, la “Nueva Revolución Industrial” o “Industria 4.0”, como la llaman algunos, causará un fuerte impacto sobre las cadenas de suministro. La capacidad de abastecer a mercados globalmente dispersos con mayor celeridad, aportando al mismo tiempo altos niveles de soluciones personalizadas, mejorará sustancialmente como resultado de innovaciones tales como la producción inmediata, la digitalización de la cadena de suministro, la automatización y el internet de las cosas. No obstante, es importante reconocer que, aunque la tecnología que impulsa a este nuevo mundo pueda ser realmente revolucionaria, los pilares de la gestión de la cadena de suministro seguirán siendo los mismos. Estos pilares pueden resumirse como las 4Rs (por sus denominaciones en inglés): capacidad de respuesta (responsiveness), confiabilidad (reliability), resiliencia (resilience) y relaciones (relationships). Por consiguiente, es fundamental que las empresas inviertan en dichas áreas críticas tanto o más de lo que invierten en tecnología.

Descubre más sobre estos temas en el congreso internacional que reunirá a los máximos líderes del pensamiento logístico de la última década en un mismo escenario por única vez. CONSULTA LA AGENDA COMPELTA EN: http://logisticsummit.com/summit-speakers/
MÁS INFORMACIÓN EN: http://logisticsummit.com/solicite-mas-informacion-del-summit/