En la convergencia entre la economía tradicional y la economía digital, será clave actuar de manera oportuna y veloz ante la única constante del mercado: el cambio.

Por ejemplo, datos de la 2da  Edición del Barómetro de la Industria del Retail de GS1 México y la consultora de investigación de mercados Psyma, empresas fabricantes compartieron su percepción sobre la actividad que desempeñan dentro del sector detallista y expresaron que durante 2018, el factor de éxito empresarial más importante fue la logística y la distribución, en especial por los retos en materia de digitalización, transportación y última milla a los que se enfrentaron.

Según el estudio Parcel delivery the future of last mile, elaborado por McKinsey & Company, el proceso de entrega a los usuarios en su casa representa hasta 50% del costo de todo el transporte, ya que muchas empresas de mensajería no logran localizarlos en los horarios pre-establecidos de entrega.

Por su parte, el Instituto de Transformación Digital de Capgemini, considera que las plantas inteligentes son ejemplo de potencia y automatización convergentes. Basándose en el uso de tecnología, estos modelos utilizan una amplia gama de herramientas digitales para mejorar y controlar las operaciones.

– Los mini centros de datos almacenan información crítica del sitio localmente, lo que permite un mayor acceso y control de seguridad;

– Los sensores monitorean la maquinaria para predecir, en lugar de reaccionar, las necesidades de mantenimiento.

– La realidad aumentada acelera las operaciones y el mantenimiento, dando como resultado ganancias de productividad de hasta 7%, mientras que las innovaciones energéticas logran ahorros de hasta el 30 por ciento.

Las tecnologías disruptivas están ganando impulso en todas las operaciones principales, alterando drásticamente múltiples aspectos del negocio. ¿Cómo transformará la disrupción digital a la cadena de suministro y la logística?

Según los datos del estudio de Zendesk Customer Experience Trends 2019, la preocupación por la experiencia del cliente tiene que ser uno de los principales pilares y formar parte de la cultura de la empresa en todos los niveles, empezando por el CEO y llegando al resto de la organización. En los últimos cinco años, la satisfacción del cliente ha bajado 2.2%, de 94.6% en 2013 a 92.5% en 2018, disminuyendo casi un punto porcentual completo solo en el último año.

Además, las expectativas de los clientes siguen aumentando. 46% de los clientes encuestados dijeron que sus expectativas son más altas que hace un año.

¿Por qué? Por múltiples razones: la convivencia multigeneracional, la amplia adopción de dispositivos móviles para realizar compras on line y para buscar respuesta a necesidades alrededor de esa compra, el crecimiento del e-commerce, la necesaria existencia paralela de tiendas físicas y retail virtual y, por supuesto, el impacto sustancial de la transformación digital en todas las esferas.

Según el Foro Económico Mundial de 2019, menos de 10% de los modelos de negocios son viables en el mundo digital. Por otro lado, siete de las diez empresas más valiosas (Amazon, Apple, Alibaba, Microsoft, etc) y 70% de los startups unicornios (que valen 1,000 millones de dólares o más), operan en plataformas digitales.

El Zendesk Customer Experience Trends 2019 confirma que las consecuencias de las infraestructuras desfasadas son, por ejemplo, áreas desconectadas y que no intercambian información entre sí de manera eficiente, y eso se refleja directamente en la forma de atención al cliente.

Esto es, la razón de ser de una logística eficiente, la satisfacción plena del consumidor en el punto de venta, enfrenta ahora un impacto sustancial que crea amenazas y oportunidades si no se conocen y capitalizan las últimas innovaciones tecnológicas en la cadena de suministro y la logística.

Así, contar con herramientas que faciliten el diseño ágil e impulsado por datos de la cadena de suministro, facilitará la toma de decisiones y la adaptabilidad de la compañía para satisfacer las necesidades del consumidor. 

Y de todo ello nos platicará Mark Millar, líder de pensamiento en supply chain con más de 30 años de experiencia en 4 continentes, quien en su presentación explorará a través de casos reales y ejemplos cómo las tecnologías habilitadas digitalmente impactan muchos aspectos de la cadena de suministro, incluidos los modelos de transporte, producción, almacenamiento y logística, con un enorme potencial para crear disrupción en el negocio, o convertirse en una fuente de ventaja competitiva.

Más información de las conferencias aquí 

Adquiere tu pase dorado con 40% de descuento hasta el 17 de enero y asiste.

Ponte en contacto (52) 55 5605 1777 ext. 113 |  capacitacionmx@enfasis.com

Déjanos tus datos aquí